miércoles, 25 de mayo de 2016

POR EL CRECIMIENTO DE LA POBREZA, LA IGLESIA ABRIÓ MÁS COMEDORES

En los últimos días, distintos sectores de la Iglesia Católica están advirtiendo sobre el deterioro de la situación social. Ayer, Cáritas anunció la apertura de veinticinco comedores comunitarios porque “existe mayor necesidad”.


Horacio Cristiani, Director Nacional de Cáritas, informó ayer que el organismo solidario de la Iglesia Católica puso en marcha veinticinco nuevos comedores comunitarios debido a que existe “mayor necesidad” entre la población que atiende esa organización y agregó que la institución mira “este proceso con preocupación”. El director de Cáritas hizo estas afirmaciones en diálogo con radio La Red.

Cristiani dijo que el dato surge de la información recogida en varias diócesis (circunscripciones eclesiásticas) hace aproximadamente tres semanas, comprobando que “se notaba una demanda de mayor asistencia en adultos mayores también en centros de salud”.

Los dichos del Director de Cáritas coinciden con lo sostenido también por el Grupo Curas en la Opción por los Pobres en sus informes quincenales y con el tono de las declaraciones realizadas por algunos obispos durante la reciente semana de pastoral social realizada en Mar del Plata.

Para Cristiani “hay un deterioro que viene ya desde hace más de un año, que se nota en las distintas tareas, en los servicios que va llevando Cáritas y que, evidentemente, en estos últimos tiempos, se nota aún más, por lo que vivimos este proceso con preocupación”.

Cáritas realizará su habitual colecta anual los días 11 y 12 de junio próximo bajo el lema “Si das lo mejor de vos, el mundo será distinto” como parte de su estrategia para recaudar fondos que le permitan hacer frente a los pedidos que van en aumento.

Según Cristiani las mayores demandas tienen que ver con “ayuda inmediata, comida en los comedores, los merenderos y los desayunadores que tiene Cáritas a lo largo y ancho de todo el país”. Subrayó que “se nota una mayor necesidad”, pero advirtió que se trata de una “tendencia que ha ido creciendo en los últimos tiempos pero que, ahora, se nota un poco más”.

Los dichos de Cristiani se encuadran en el marco de otras observaciones del mismo tipo que provienen desde filas católicas y en el día previo al que Mauricio Macri asistirá, por primera vez como Presidente, al oficio religioso de acción de gracias (tedeum) que presidirá hoy en la catedral metropolitana el cardenal Mario Poli, quien estará a cargo de la homilía.

Hablando sobre el tema social, el obispo de La Rioja, Marcelo Colombo, dijo que se vive “un momento complejo, difícil” en el país, debido a que las “últimas medidas económicas se hacen sentir en los hogares pobres”, y pidió “sensibilidad” y “gradualidad” al gobierno nacional.

El arzobispo de Rosario, Eduardo Martín, hablando sobre otro aspecto de la situación había dicho que “sin trabajo digno no hay progreso”, pero pidió “darle el tiempo necesario” al Gobierno para “aplicar las medidas que correspondan” para mejorar la situación de los sectores más vulnerables.

Por su parte el obispo de Gualeguaychú y presidente de la Pastoral Social, Jorge Lozano, había afirmado que la jerarquía de la Iglesia Católica mantiene contacto con “varios funcionarios del Gobierno”, y aseguró que en esas comunicaciones “frecuentes” le acercan las “preocupaciones” que reciben a través de su feligresía y de la labor que sus ministros realizan en el territorio.

Antes, en el documento final de la Semana de Pastoral Social celebrada en Mar de Plata, quienes allí estuvieron reunidos advirtieron que en la Argentina hay personas que “viven en la miseria y no cubren sus necesidades más elementales”.

El jefe de Gabinete, Marco Peña, afirmó ayer que el Gobierno “no” observa “ningún tipo de conflictividad con la Iglesia” y “compartimos y suscribimos el diagnóstico que han planteado” acerca de “la fragilidad del empleo”, refiriéndose al reciente informe del Barómetro de la Deuda Social difundido por la Universidad Católica Argentina.

En un guiño hacia el Gobierno, la UCA dijo además que es “fundamental que la ciudadanía logre discriminar los efectos sociales que generan las nuevas decisiones de aquellas condiciones –tanto positivas como negativas– que forman parte de una herencia del pasado”.

Agregó que “también es cierto que el actual cuadro de exclusión social no tiene como particular ni principal fuente la herencia recibida, sino que constituye el resultado de una acumulación de varias décadas de desaciertos, incapacidades y descompromisos dirigenciales”.

Y, en uno de los párrafos que puede haber molestado más al Gobierno, la UCA arremetió contra la “teoría del derrame” que alimenta la conducción económica y según la cual la mejora de la situación global terminará favoreciendo a los sectores más desprotegidos. “Aunque no es esta la oportunidad para profundizar el tema –dice el informe de la UCA– cabe advertir sobre el riesgo que encierra poner demasiadas expectativas en el ‘derrame social’ que podrían generar las nuevas inversiones”.

FUENTE Y FOTOS: Página/12 - Periodismo365

Tags:

0 Respuestas a “POR EL CRECIMIENTO DE LA POBREZA, LA IGLESIA ABRIÓ MÁS COMEDORES”

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aceptamos todas las opiniones y críticas a nuestro trabajo, pero no se permiten los ataques personales en contra del medio y trabajadores de prensa, tampoco las opiniones que no estén relacionadas con el artículo en cuestión. Quien accione de ese modo será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

© 2015 Periodismo 365. All rights reserved. Contacto: periodismo365@gmail.com - T.E.: (0364) 154688085 .
Designed by ST