miércoles, 6 de enero de 2016

INUNDACIONES: VÍBORAS, ALACRANES Y ALERTA POR 300 CASOS SOSPECHOSOS DE DENGUE

Lo informó el Ministerio de Salud, que aguarda las contrapruebas del Instituto Maiztegui. El 85% de los pacientes con síntomas viajó a Paraguay y Brasil, donde hay un brote declarado. Temen que se multipliquen los casos de dermatitis, parasitosis y diarreas. Existe peligro de dengue masivo. Los caudales de agua traen ratas, alacranes y víboras. 

Misiones se encuentra en una compleja situación debido al brote que se registra en los países vecinos. En Ciudad del Este, en la zona de la Triple Frontera, las autoridades sanitarias admitieron que los hospitales están colapsados por la cantidad de pacientes con síntomas de dengue. El departamento paraguayo de Alto Paraná cerró el año con 9.800 notificaciones y una mujer fallecida por dengue hemorrágico. El director del hospital, Arístides Cañete, explicó que “ya no tenemos camas especiales. Estamos utilizando todo el hospital para recibir a enfermos con dengue. Camas, camillas y sillas estamos usando”.

Aunque oficialmente el Ministerio de Salud Pública no los da como confirmados porque aguarda el resultado de un segundo estudio de laboratorio, son 289 las personas que reciben tratamiento contra el dengue en Misiones. Las contrapruebas se realizan en el Instituto Maiztegui y suelen tener una demora considerable.

Según el parte oficial, el 85% de los pacientes con cuadros febriles tienen confirmación de viaje o convivencia en zona endémica, a lo cual debe sumarse un enorme movimiento migratorio desde y hacia Paraguay y Brasil, donde existe un brote declarado.

Las autoridades sanitarias difundieron hoy un parte epidemiológico que contabiliza 131 casos en Puerto Iguazú, 121 en Posadas, 18 en Puerto Esperanza, diez en Eldorado, cuatro en Wanda, cuatro en Montecarlo y uno en Oberá. Apenas esas personas ingresaron al sistema de salud con síntomas de dengue, se realizaron las tareas de bloqueo en los barrios donde residen para combatir el mosquito Aedes Agypti, vector de la enfermedad.

Ante las dramáticas inundaciones en el Litoral y por el temor a que los afectados puedan sufrir severas enfermedades transmitidas a través del agua anegada o por las alimañas que se diseminan por la crecida de los ríos, el Ministerio de Salud de la Nación difundió recomendaciones precisas de prevención para tener en cuenta mientras los ríos sigan creciendo y para el momento en que se pueda hacer el regreso a las viviendas.



“Le estamos advirtiendo a la población las medidas de prevención y los centros de salud se prepararán por la posibilidad de que se desarrollen más casos de leptospirosis, mordeduras de víboras, entre otros problemas”, contó a Clarín Jorge San Juan, director nacional de epidemiología. Mandaron a Entre Ríos vacunas antirrábicas animal, suero para tratar mordeduras de serpientes y picaduras de arañas y escorpiones, pastillas para descontaminar aguas, y drogas para leptospirosis.



Las diarreas se pueden producir por el consumo de alimentos y agua contaminada por la inundación. Trastornos respiratorios, como neumonías, se pueden disparar. Además, el dengue se puede desarrollar por las picaduras de mosquitos infectados: “El calor favorece el crecimiento de la población de esos insectos y hay que tener en cuenta que en Paraguay y Brasil están con brotes de la infección”. La leptospirosis puede afectar porque la bacteria que la produce suele aparecer en la orina de ratones, perros, cerdos, caballos y animales silvestres.

Desde la Dirección de Migraciones contabilizaron 442.155 egresos hacia Foz de Iguazú, con un ingreso de 467.385 sólo durante el mes de diciembre. Hacia Paraguay, a través del puente San Roque González de Santa Cruz viajaron 355.000 personas e ingresaron más de 320.000. Para evitar la picadura del mosquito transmisor del dengue se recomienda el uso de mangas largas y repelente a toda hora.

Salud Pública recordó que la enfermedad presenta varios síntomas, entre ellos fiebre de entre 39° y 40° durante menos de una semana, dolor detrás de los ojos, vómitos, dolores musculares y de articulaciones, dolor de cabeza constante, pérdida de apetito y en algunos casos aparecen puntos rojos que se asemejan a la rubéola en pie, manos y axilas.

Está completamente prohibido bañarse en el Río Uruguay. No son las autoridades argentinas las que lo han dispuesto pero sí es sobre el mismo río y la misma situación. La orden provino de Mercedes Paradiso, directora de la Unidad de Gestión Ambiental de Paysandú, Uruguay. “Más que no recomendado, está completamente prohibido bañarse en el río”, dijo Paradiso. La razón es más que atendible: hay peligros serios bajo el agua. Las autoridades sanitarias uruguayas lo prohibieron “por la cantidad de alimañas y todo lo que estaba bajo tierra y al inundarse ha salido a las orillas”. En Concordia, Adrián Berdún (46 años, albañil) dijo lo mismo a Clarín: “Vienen bichos y alimañas con el agua. Hay que cuidarse mucho. Hay víboras, ratas, de todo”.

“En los centros de evacuados hacemos las rondas sanitarias, atención social y el trabajo con los niños más chicos”, señaló el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet. En Gualeguaychú, por ejemplo, administran medicamentos de profilaxis a los vecinos de zonas afectadas para aumentar sus defensas, especialmente en los niños que juegan directamente en el agua.

Dermatitis, enterocolitis y bronquiolitis, en ese orden, son los cuadros que más atienden los agentes sanitarios en las zonas de la inundación en Corrientes. Los niños son los más afectados y les siguen las embarazadas. Por el momento no hay registro de problemas derivados de la picadura de víboras o insectos, aunque sí se detectan gran cantidad de alimañas que llegan montadas en el camalotaje que arrastra la creciente del río. La mayoría son víboras de agua, que no son venenosas, pero una mordedura causa intenso dolor y podría acarrear una herida con infección, explicaron los responsables del área de Salud del Municipio de Corrientes.


Un escenario similar se repite en Santa Fe y Chaco. El Ministerio de Salud chaqueño distribuyó una provisión reforzada de sueros antiofídicos. Según Mirtha Atrio, funcionaria del área sanitaria, no se registraron casos de personas mordidas por víboras. Sin embargo, varios evacuados vienen mostrando en los últimos días serpientes atrapadas por ellos cerca de donde levantaron precarios albergues para no alejarse de sus casas.


Si el abastecimiento de agua también estuvo afectado por la inundación, hay que tomar agua mineral o que provenga de una fuente confiable. El agua de pozo o de red se puede convertir en agua segura al poner 2 gotas de lavandina por cada litro de agua. Se debe dejar en reposo durante 30 minutos antes de consumir. Otra opción es hervirla durante 3 minutos y esperar a que se enfríe. Para prevenir las diarreas, también es importante lavarse las manos con jabón y agua que haya sido hervida o segura antes de preparar los alimentos. También se recomienda lavar frutas y verduras.

FUENTE Y FOTOS: Clarín

Tags:

0 Respuestas a “INUNDACIONES: VÍBORAS, ALACRANES Y ALERTA POR 300 CASOS SOSPECHOSOS DE DENGUE”

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aceptamos todas las opiniones y críticas a nuestro trabajo, pero no se permiten los ataques personales en contra del medio y trabajadores de prensa, tampoco las opiniones que no estén relacionadas con el artículo en cuestión. Quien accione de ese modo será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

© 2015 Periodismo 365. All rights reserved. Contacto: periodismo365@gmail.com - T.E.: (0364) 154688085 .
Designed by ST